SINALOENSES: ¡SALGAMOS A VOTAR!

DEBATE_sinaloa
Fuente: Noroeste

Se que es muy probable que el título de este artículo te dé hueva.

Pero como ya sabes, en Sinaloa estamos en elecciones. Unas muy tristes por cierto. Los ciudadanos no le bajan los cristales de sus carros a los candidatos y los mítines se realizan semi-vacíos. Salvo por los acarreados, los candidatos no entusiasman a nadie.

Todo mundo descalifica a sus rivales, al INE, a los medios y hasta a las encuestas. Pero hay algo aún peor: la guerra sucia electoral ya está a todo lo que da.

Sobre todo en redes sociales podemos encontrar videos que van desde las acusaciones de corrupción y enriquecimiento ilícito, hasta a un tipo metiéndose un pasón de cocaína aludiendo a los vicios de cierto candidato.

Ojo, estas no son “campañas de contraste”. Porque las acusaciones no se hacen de frente, ni hay debates de a deveras entre los candidatos. Sus discursos siguen en los lugares comunes y la falta de propuestas concretas.

Vamos, el tema de la seguridad, la narco-política y el crimen organizado, los principales problemas de los sinaloenses, no figuran en el discurso de ninguno de los candidatos por la gubernatura. ¿Te has preguntado por qué?

En ese contexto el escenario se antoja desalentador. Todos los analistas coinciden en un amplio abstencionismo para la siguiente elección. Acaso un 45%-50% del padrón como máximo de participación.

Sería histórico y muy negativo para los futuros gobernantes, quienes llegarían con una legitimidad cercana al 10%-15% de la población general.

Nadie que aspire a hacerlo bien puede gobernar así de solo. Ahí está el ejemplo del Alcalde de Culiacán, Sergio Torres, aislado de la sociedad y empeñado en sus intereses. En la memoria quedará la experiencia de la intervención de “La Obregón” como el ejemplo icónico de una oportunidad perdida: la de construir una avenida principal como un espacio público para la socialización, la legalidad, la civilidad y la convivencia.

Por eso es importante que la guerra sucia no escale. No le subamos el tono a una contienda que se viene polarizando de mala manera. Sinaloa no necesita más miedo, mucho menos a través de la política.

Tengo la hipótesis de que la guerra sucia esconde una intencionalidad peligrosa: la de desalentar el voto masivo. En un escenario de abstencionismo generalizado ganan los partidos con estructuras eficaces, recursos y voto duro. Esa parece ser la apuesta del PRI y el PAS, quienes apuestan por dividir a los sinaloenses creando fantasmas y sembrando percepciones.

No nos equivoquemos. La corrupción y el cinismo de nuestra clase gobernante es evidente, pero los candidatos no se la dicen la frente. La deslizan vía Facebook, emails y pseudo-columnas políticas.

Por eso hago un llamado modesto a través de este artículo para que el próximo 5 de junio salgamos muchos a votar.

Tenemos una responsabilidad para que la decisión sobre quienes serán nuestros próximos gobernantes, no quede solo en manos del voto corporativo, comprado o alienado con otros intereses y necesidades.

En la medida en que mas personas salgamos a votar, mejor manera tendremos de fiscalizar a nuestros gobernantes en sus próximos mandatos.

Es obvio que salir a votar en masa en la elección siguiente no resolverá de facto los problemas de Sinaloa. Pero sí será un primer paso para acompañar con exigencia a los elegidos.

Los sinaloenses necesitamos traducir nuestro enojo, indignación y hartazgo en algo concreto: votar es un buena manera. Ejércela. Atrévete. Manifiéstate.

No importa cuantos años tengas o a que comunidad pertenezcas: ¡votar sí cambia las cosas! Está comprobado que mientras mas amplias son las votaciones, mejor es el involucramiento ciudadano durante los gobiernos.

Puede que las opciones que hay no te gusten para nada. A mí tampoco. Pero eso no es argumento para ser irresponsable. Es una excusa.

Infórmate con responsabilidad y elige la menos peor. El “mal menor” no es agradable, pero es una opción ética válida y responsable.

Sinaloense, este 5 de junio sal a votar. Lleva a tu familia, convence a tus amig@s.

Que nadie te diga cómo, ni por quien hacerlo. Sinaloa es tuyo, la urna también. Aprovéchala.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s